Lémur Ratón Gris

Lémur Ratón Gris

Lémur Ratón Gris

Microcebus murinus

Si de animales tiernos se trata, el lémur ratón gris es uno de ellos. Este pequeño primate podría fácilmente considerarse un miembro de la familia de los roedores, pero se trata de un peculiar lémur con características muy especiales.

Anatomía

Aunque dentro del grupo de los lémures ratón son los más grandes, es uno de los primates más pequeños del mundo con tan solo 12-14 cm de longitud corporal, de 12 a 15 cm de longitud de cola y de 40 a 70 g de peso, sí, gramos.

Lo primero que se distingue son sus oscuros, grandes y redondos ojos con muy poca separación entre ellos, así como sus grandes orejas verticales y rígidas. Algunos presentan marcas oscuras alrededor de los ojos. Tienen un hocico corto y una pequeña nariz que los hace encantadores.

Son lémures que miden de 12 a 14 cm de longitud corporal.

Su cola es larga y muy esponjada en la punta. Su color no es uniforme, sino que tiene varios matices de marrón y gris mientras toda el área inferior de su cuerpo (abdomen, pecho, cara interna de extremidades) es color blanco.

No presentan un marcado dimorfismo sexual, por lo que es muy difícil distinguir un macho de una hembra a simple vista.

Distribución y hábitat

Esta especie se distribuye a lo largo de la costa oeste de Madagascar, teniendo una pequeña población al sur de la costa este.

Su hábitat está conformado por bosques tropicales secos, bosques de galería, matorrales espinosos subáridos, plantaciones y hábitats degradados por las actividades humanas.

Información sobre el lémur ratón gris.

Lémur ratón gris – Microcebus murinus

Comportamiento

Son de comportamientos nocturnos y un poco más solitarios que otros lémures, especialmente a la hora de alimentarse.

No hibernan pero entran en un tipo de estado letárgico durante la estación seca.

Durante el día prefieren descansar dentro de cavidades de árboles, vegetación acumulada o cualquier otro lugar cómodo que evite la rigidez del suelo. En esta parte suelen permanecer hasta 15 individuos juntos, y aunque generalmente los machos duermen solos, en temporadas reproductivas pueden compartir sus nidos con las hembras.

No hibernan pero entran en un tipo de estado letárgico durante la estación seca en donde disminuyen su temperatura corporal con la finalidad de conservar y distribuir mejor su energía. Durante esta etapa sobreviven gracias a sus reservas de grasa nutritiva acumulada.

Alimentación

Son consumidores oportunistas cuya dieta depende de su ubicación geográfica, pues el tipo de presas varía de región a otra. Consumen flores y frutas como todos los lémures; no obstante, tienen otro tipo de alimentación que los distingue de otros parientes.

De acuerdo con la temporada y la abundancia disponible, los lémures ratón también pueden consumir insectos y pequeños vertebrados como camaleones, lagartijas y anfibios, así como secreciones azucaradas producidas por larvas de varios tipos de insectos. Todo esto representa un alimento completo y nutritivo que los mantiene fuertes, principalmente durante las estaciones secas.

Características del pequeño lémur ratón gris.

Pequeño lémur ratón gris sobre un tronco.

Reproducción

La temporada reproductiva se presenta durante la estación lluviosa, donde se vuelven más activos y la comida es cuantiosa. Por lo contrario, en la estación seca su actividad sexual disminuye casi en su totalidad.

El período de gestación tiene una duración de 54 a 69 días en donde el nacimiento de gemelos son lo más común. Los pequeños recién nacidos tienen un peso máximo de apenas 6 gramos y son protegidos dentro de la boca de la madre.

Los pequeños recién nacidos tienen un peso máximo de apenas 6 gramos

A la corta edad de dos meses ya comienzan a mostrar independencia. La hembra puede producir dos camadas al año. Tienen una expectativa de vida de 14-15 años.

Amenazas

El lémur ratón gris no es un animal en peligro de extinción; sin embargo, su hábitat natural  está siendo severamente dañado por las actividades humanas y por lo tanto, su calidad de vida se podría ver afectada por la falta de alimento y refugio.

El comercio ilegal de mascotas y la minería son otros dos problemas que necesitan la atención de los gobiernos locales, pues de no ser así, su estado de conservación podría cambiar negativamente en muy pocos años.